La Rioja. Argentina
RUTA DEL VINO: AROMAS Y SABORES RIOJANOS
Un colorido recorrido a través de los valles de la provincia descubriendo su profunda tradición vitivinícola industrial y artesanal junto a su preciada cepa de torrontés riojano, único varietal argentino.

Desde la hermosa costa riojana hasta los imponentes valles que albergan a Chilecito y Villa Unión, La Rioja atesora celosa verdes viñedos, dando origen a uno de los vinos más extraordinarios de la región: el Torrontés Riojano. Su agreste suelo y sus microclimas propician el edén ideal para el cultivo de este varietal.

Recorrer las rutas productivas del vino en La Rioja promete un viaje colmado de experiencias para todos los sentidos. La provincia de La Rioja ofrece un abanico amplio de maravillas para visitar. Reservas arqueológicas, tesoros paleontológicos, pueblos milenarios que embellecen la región, paisajes que dejan atónitos a quienes los visitan y una historia vitivinícola digna de apreciar.

 A lo largo de fértiles valles y oasis emergen bodegas industriales y artesanales que dan origen al exquisito Torrontés Riojano. El camino del vino se conjuga con el de la producción de aceite de oliva generando un turismo enológico, gastronómico, histórico y cultural. Los cultivos se concentran- en su mayoría- en Chilecito, Felipe Varela, Nonogasta, Vinchina, Villa Castelli, Castro Barros, San Blas de los Sauces, Anillaco, Famatina y Sanagasta.

Pura Cepa

El encepado está constituido principalmente por variedades blancas, entre ellas el Torrontés, cepaje característico de la región. Mientras que las variedades tintas se orientan hacia el Cabernet Sauvignon, Bonarda y Malbec. Dadas las particularidades del clima y las variedades cultivadas, se producen vinos regionales predominantemente blancos. Para consumo en fresco, las variedades más reconocidas son: Red Globe, Cardinal y Emperador; y para pasas, Sultanina Blanca y Arizul.

Un poco de historia

El cultivo de la uva llegó a nuestra provincia de la mano del conquistador español Ramírez de Velasco en el año 1591. Los sacerdotes dominicos y jesuitas que acompañaron al fundador de La Rioja fueron quienes comenzaron con la actividad en el Valle de Antinaco, actual departamento de Chilecito. El Corredor de la Producción atraviesa además las localidades de Nonogasta, Felipe Varela, Villa Castelli, Vinchina, Castro Barros, Anillaco, San Blas de los Sauces, Sanagasta y Famatina donde la producción y diversificación varietal encuentran las mejores y mayores condiciones para su desarrollo.

El torrontés riojano

Para Javier Collovati, Presidente de la Cámara de Bodegueros de La Rioja, “el torrontés riojano es único. Única variedad propia de Argentina -cruza de criolla chica y moscatel- que se dio naturalmente en la región y que solo se da en los valles de La Rioja y en los Valles Calchaquíes” Vino multipremiado a nivel mundial, el Torrontés riojano sorprende, deleita, seduce con su idílico sabor y aroma dejando en cada papila gustativa la presencia del suelo riojano que guarda los secretos de una tierra cargada de sueños, trabajo y generosidad. Enológicamente el torrontés riojano argentino es un vino blanco color amarillo pálido que puede llegar al tono de la miel o melado y es un vino muy perfumado. El aroma recuerda a flores de naranjo, azahares. Es de bouquet floral o frutal según la zona de origen. Es muy interesante para la elaboración de vinos espumantes. Combina muy bien con comidas picantes, platos y con empanadas argentinas. En el maridaje, la temperatura es esencial también, ya que un pescado magro con gusto a mar tiene por compañía excelente a un vino blanco como el torrontés riojano si se lo bebe fresco, es decir a unos 8 grados °C.

Villa unión, vinos y mucho más

Rutas de imponentes paisajes llevan a sitios donde el ecoturismo se convierte en una experiencia integral. Esplendidas bodegas ofrecen no sólo servicios vitivinícolas, sino también gastronómicos, de hospedaje y recreación. Cercanas a sitios de inigualable riqueza histórica y natural. Con una importante tradición vitivinícola, la región de Villa Unión, junto al distrito Los Palacios y Villa Castelli detenta una producción mayoritariamente artesanal e incluso de vinos pateros, de un sabor dulce característico.

La costa y sus vinos artesanales

A los pies de la sierra del Velazco descansan pintorescos pueblos que dan nombre a la costa riojana. Pequeñas bodegas artesanales reciben a cientos de visitantes cada año generando un turismo enológico que crece cada vez más. Aquí podrán encontrar bodegas como: Casa India en Aguas Blancas, La Boutique y Museo del Vino Minniti en Sanagasta. En Aminga podrán conocer y disfrutar de las Bodegas Los Navarros y Bodega Aminga. Por su parte Anillaco ofrece el emprendimiento Papai Huasi y Bodega San Huberto mientras que Los Molinos nos obsequia el vino Robertito.

Chilecito y la industria del torrontés

Rodeada por las sierras de Famatina al oeste, del Velasco al este y atravesada por la sierra del Paimán- otorgándole un marco imponente a la ciudad- Chilecito es la zona vitivinícola más consolidada de la provincia. Numerosas bodegas industriales se extienden a lo largo de pequeños poblados que le otorgan un sello distintivo a la región. Bodegas como Valle de La Puerta, Cooperativa Vitivinícola La Riojana y Bodega Chañarmuyo, se mezclan con las riquezas naturales de la región –como legendarias ruinas incas- y con toda la riqueza patrimonial que dejó la actividad minera.

El crecimiento del buen vino

A raíz del intenso turismo que arriba a la provincia, curioso y deseoso de conocer la industria vitivinícola, Javier Collovati –también vicepresidente de Bodega Valle de La Puerta- manifestaba la necesidad de que las bodegas puedan fraccionar más vino. “De 19 bodegas que hay en La Rioja solo cuatro fraccionamos, el resto envía a granel a otras provincias donde se envasa con otro nombre”. El gobierno provincial a través del CFI decidió apoyar un proyecto gestionado por la Cámara de Bodegueros y la Cámara de Productores de La Rioja tendiente a consolidar la Ruta del Vino. De esta manera poder tener más oferta para satisfacer e incrementar el enoturismo. “Es necesario que La Rioja tenga un perfil productivo turístico que hay que desarrollarlo” argumentaba Collovati. Actualmente cuatro bodegas realizan servicios turísticos entre ellos Valle de la Puerta donde se ofrecen visitas guiadas, degustaciones, recorridos en caminata y bicicletas por la finca y servicio de comidas.

Una variedad exquisita

En un dialogo fluido Collovati nos decía “Podemos competir con cualquier vino argentino en igualdad de condiciones”. “Al vino La Puerta, el secreto que lo hace único y especial y lo diferencia de los demás vinos del país es el tipo de uva con el que se elabora. El intenso sabor frutado y los altos estándares de producción que manejan generan vinos de excelente calidad destinados a satisfacer los paladares más exquisitos. Encontraremos vinos de concentración y de guarda, con doces meses de barrica y de botellas, por ejemplo”. De esta manera el vino riojano se impone cada vez más en las mesas de los argentinos. Tanto su variedad blanca como el Torrontés y los tintos cumplen con las exigencias más altas de un público que exige calidad y presentación. Una copa de exquisito torrontés y una deliciosa empanada riojana frente a los impagables y majestuosos paisajes de La Rioja se convierten en unos de los tantos placeres que nos regala esta generosa provincia.

Fiestas de tierra adentro

La Rioja sorprende siempre por su gran espíritu festivo. El vino en esta ocasión es el centro de admiración y generador de diversas fiestas populares vitivinícolas.

Fiesta Nacional del Peón Viñador

La Fiesta Nacional del Peón Viñador se lleva a cabo en Villa Unión en el mes de febrero. Está dedicada a agradecer a Dios la vendimia que pasó y pedir bonanza para el año siguiente. Con sus bailes folklóricos, espectáculos y cateo de vinos propios la región se envuelve con un halo de alegría y agradecimiento.

Fiesta Nacional del Torrontés Riojano en Chilecito

La Fiesta Nacional del Torrontés en Chilecito reúne cada 30 noviembre y 1º de diciembre, a cosecheros y prestigiosas bodegas a celebrar lo que sabiamente entregó la tierra en sus manos, frutos del sabor que darán origen a un emblemático elixir posicionado y premiado en el mundo.

Festival del Vino Patero

En el mes de noviembre en la localidad de Los Palacios, Depto. Gral. Felipe Varela se realiza la “Fiesta del Vino Patero”, se presenta con artistas de nivel local y provincial. Degustación de comidas típicas del lugar. 

Noticias Relacionadas
Ve otros Articulos en: